914 96 08 35
Av. Reina Sofía, 32 · Leganés (Madrid)
Día de las Altas Capacidades: Un encuentro de cebras

Día de las Altas Capacidades: Un encuentro de cebras

🌟 Hoy celebramos el día Mundial de las Altas capacidades, una jornada para dar visibilidad a todas aquellas necesidades personales, emocionales e intelectuales que pueden tener y que no siempre son tristemente atendidas por el resto de la sociedad.

Estas personas son conocidas frecuentemente en el mundo de la psicología como cebras. Esta denominación tiene su origen en una reflexión de la psicóloga especialista en superdotación Jeanne Siaud-Facchin en su libro “¿Demasiado inteligente para ser feliz?. En su reflexión, decía que estos bellos animales son los únicos dentro de la familia de los équidos que jamás han sido capaces de ser domesticados a pesar de los intentos humanos por lograrlo. Además, nunca se encontrarán dos cebras iguales porque sus rayas son completamente únicas lo que les hace reconocerse y evitar peligros, aunque son claramente identificables.

No es un tema sin importancia. De hecho, ya lo hemos tratado  en El Viaje de las Estrellas y seguiremos hablando de todas estas características para que todos entendamos mejor esta manera de proceder, pero hoy queremos explicaros una historia más real de lo que pueda parecer mediante un relato.

Un encuentro de cebras 🦓🦓

Todo era inseguridad, angustia, ansiedad. Algo no funcionaba todo lo bien que debería ir. Pasaban los años y él se sentía frágil en determinados aspectos, exageradamente sensible, reflexivo hasta límites superlativos, perspicaz y sumamente observador. Para él todo era normal cuando podía manejar muchos proyectos al mismo tiempo y cuando sufría más que nadie cuando su exigencia le hacía sentirse pequeño. También era poco llamativo que pudiera destacar por su trabajo, aunque luego a nivel personal se sintiera incomprendido, solo y a veces poco escuchado.

El sufrimiento seguía en aumento . Muchos mensajes eran recibidos por su mente y no sabía manejar tal volumen de información al mismo tiempo a pesar de que su edad ya era lo suficientemente madura para tomar decisiones basadas en su ardua experiencia. A veces, sabios le habían sugerido que podía no ser tal y cómo pensaba que era, pero para él todo era banal y sin importancia porque no había una explicación lo suficientemente profunda para entenderlo todo. 🧠

Un día llegaron ellos. Inmediatamente sintió que había una conexión muy fuerte con un pequeño ser. Brillante en todos los aspectos, pero él supo ver en el joven que irradiaba sufrimiento y oscuridad. Todo desde el minuto cero.

Pasaron los meses y un día una voz sabia que acompañaba a ese pequeño ser tuvo una charla con él acerca del trabajo y de la evolución del pequeño ser desde que se habían conocido. Fue entonces cuando se produjo el encuentro de cebras.

Ahora todo empezaba a cuadrar, todo empezaba a cobrar sentido. Él ya no se sentía solo e incomprendido porque ese pequeño ser era como mirarse a un espejo en el que muchas veces no hacía falta mirarse para saber qué reflejo iba a encontrar. La angustia empezó a reducirse y él empezó a tomar consciencia y a conocerse a sí mismo. Todo lo que el pequeño ser había aprendido no podía compararse a lo que ese adulto descubrió gracias a esa pequeña criatura.

Y así se produjo un encuentro de cebras. Ese vínculo eléctrico tenía su explicación y ambos pudieron ir aprendiendo a base de conversaciones a entenderse y a saber que la vida les había situado en el lugar correcto en el momento adecuado.

Esas cebras se dieron cuenta que sus altas capacidades no tenían que impedirles ser felices y que podían aprender juntos a sortear todos los miedos y desafíos que podían encontrar en el camino. Su forma de pensar ya no era un tormento porque se sintieron comprendidos, valorados y entendidos para conseguir reducir la pena y aumentar la alegría. 💖

Este relato puede sonar a literatura, pero es mucho más real de lo que todas las estrellas puedan imaginar. Por eso, ese adulto siempre estará agradecido a esa pequeña cebra que se cruzó en su vida.

Por eso para todos aquellos que no hayan descubierto cómo funciona su pequeña gran mente a cualquier edad, os deseamos que esta fábula sirva para mostrar esperanza y nuestro abrazo más cercano y cálido.

¡Feliz día de las cebras!

Feliz Día de las Altas Capacidades 🌟

 

📲 ¿Te ha parecido interesante este contenido? No dudes en enviárselo a alguien que conozcas que le pueda ayudar y así aprovechar las funciones que ves a continuación para que puedas compartirlo en tus redes sociales.

¡Gracias por seguir acompañándonos en este apasionante Viaje de las estrellas 💫

Comparte si te ha gustado:
Abrir chat
1
¡Hola! Soy Natalia, directora de la academia. ¿En qué puedo ayudarte?